Oráculo lunar

Share Button

ORACULO LUNAR

Todas las energías del mundo y el magnetismo de aquello que contiene agua están gobernados por la luna.

Las lunas en sus distintas fases provocan efectos en las personas, que son intangibles pero que ocurren, como por ejemplo si queréis que el pelo os crezca más deprisa y con más fuerza, se debe cortarse en luna creciente.

Cuando la luna está en la fase menguante, acabad todo lo que iniciasteis durante la luna nueva. No se debe empezar nada nuevo porque fracasará. No es recomendable firmar ningún contrato. Hay que esperar a la luna nueva para tener mayor energía.

Oráculo Lunar

La Luna es determinante en nuestras vidas, influye en la fertilidad, a través de la diosa Mens cuyo nombre significa “el momento adecuado”. De hecho el 60% de los nacimientos se inician en horas lunares, por la noche, y unas 24 horas antes de la luna llena.

 

Hechizos lunares

  • Para atraer alegría a tu vida

Deben hacerse en la fase de luna creciente. Hay que utilizar 3 velas de un color rojo cereza. Recoger flores para decorar el altar. Por la noche cuando este la luna, se encienden las velas y se las ofrecen a los hados. Después se debe decir :

            Roja es mi sangre y roja es mi risa,

            Rojo es el calor de la vida y del amor.

            Simpáticas ancianitas que tejéis en las profundidades de la oscuridad

            Bendecidme con la alegría y también con la suerte.

Realizar esta ceremonia durante tres noches seguidas, dejando que las velas se vayan consumiendo un poco cada noche. La última noche debéis dejar que las velas se consuman totalmente. En lugar de incienso, se puede quemar un poco de clavo. Una vez finalizado el hechizo, coged un poco de cera de las velas, las flores secas y las cenizas del clavo. Luego arrojadlo todo al agua ( a ser posible, agua en movimiento), tirarlo de espaldas y no volváis la vista atrás.

  • Para postergar un conflicto económico (una deuda)

Se coge una vela negra ( o de color añil, ya que no existen velas realmente negras) y escribid en ella una palabra que defina el conflicto. También hay que coger una hierba que aleje el mal de ojo, y mezclarla con incienso y una pizca de mirra. También debéis adquirir algún tipo de aceite ( ya que el aceite de oliva se considera sagrado) para untar la vela. Todos los aceites llevan etiquetas con sus nombres: repelentes, dispersores, oledlos uno por uno y el que más se ajuste a vuestras necesidades.

Ahora se enciende la vela negra sobre el altar , y un poco de incienso en el carbón vegetal que habréis encendido con anterioridad. Tomaos el tiempo necesario para saborear la atmosfera que hayáis creado y a continuación se pronuncia las siguientes palabras:

                       Ángeles de las tinieblas,

                       Ángeles del destino,

                       Malos tiempos

                       Alejaos de mi

                       Haced que el conflicto aparezca en otro momento

                       Cuando pueda pagar mis deudas

                       Oh Hados, os lo imploro,

                       Ahora dejadme ir en libertad,

                       Y ya me pasaréis cuentas la próxima vez.

Repetid estas frases durante tres noches seguidas tras la puesta del sol, en cuanto veáis aparecer la luna. La última noche hay que dejar que la vela se consuma del todo y echad los restos al agua en movimiento. Pero no se debe hacer la misma noche, si no antes de que se inicie la siguiente fase lunar.

Con este ritual no evitáis el destino, se retrasa en el tiempo.

  • Para reforzar un buen deseo

Se enciende una vela de un color rojo cuando os sintáis a gusto. Transmitid vuestro deseo a la vela y enviádselo al universo, con toda vuestra energía emocional. Quemad un pod de salvia de sándalo o cualquier incienso que os resulte agradable. Rezad a la diosa de las profundidades no solo del mar, sino de vuestra psique y rogadle que aumente el deseo en vuestros corazones. Después se debe decir:

            Hermosa Sedna, diosa de las profundidades,

            Haz que aumente mi deseo.

            Conviértelo en una gigantesca ballena,

            Deja que mi deseo resuene,

            Deja que me sienta merecida por él.

            Hermosa y amable Sedna,

            ¡Todavía es tan pequeño!

Cuando sintáis que el deseo florece en vuestro corazón, encended la vela del deseo y trabajad con su energía (sintiéndola durante algunos minutos todos los días, hasta que la vela se consuma totalmente). Se debe hacer durante 7 o 9 noches seguidas.

Después debéis olvidaros de este deseo durante una lunación. Cuando os liberéis de este deseo, este entrará a formar parte del universo y se cumplirá con éxito.

  • Para vencer el dolor por la separación de una persona viva

La ruptura de una amistad, un divorcio, un hijo que se emancipa. Esperad a que haya luna llena y encended una vela gris. Escribid tres veces el nombre de la persona en la vela. Coged la vela y explicáis como os sentís, y los cambios que queréis experimentar. Habladle como si el cambio se estuviera produciendo de verdad:

“La gran madre ha comprendido mis sentimientos y me ha liberado de la aflicción. La aflicción ha abandonado mi corazón elevándose como una nube. La aflicción ha abandonado mi corazón como una exhalación, como una piedra. La gran madre ha envuelto esa piedra y la ha guardado en su botiquín. La gran madre ha llevado el botiquín hasta el gran rio de la vida, ha tirado la piedra y ahora está purificada. A partir de ahora caminaré bajo el sol y bajo la luna con un corazón mucho más iluminado”

Debéis repetir estas palabras hasta que estéis realmente convencidas. Al principio no serán más que palabras, pero después vuestro corazón deseará liberarse de sus aflicciones y poco a poco estas palabras terminarán por convertirse en realidad.

Llevad a cabo este ritual durante las tres noches que dura la luna llena, la gran madre os escuchará y solucionará vuestros problemas.

  • Para dominar la ira

Coged una vela de color negro, humedecedla con vuestra saliva y escribid sobre ella: “mi ira”. Encendedla todas las noches mientras dure la luna menguante. Quemad un poco de sándalo o de salvia todas las noches y todas las mañanas. Escuchad música clásica o melodiosa. Evitad las comidas picantes y bebed mucha agua. A medida que se queme la vela, la ira se irá disipando. El color añil es muy curativo. Si miráis como se quema una vela de este color, vuestro estado de ánimo se calmará.

  • Para liberarse de la vergüenza

Salid fuera a contemplar la luna menguante y meditad sobre vuestras acciones. Entonces volved a entrar y tomad un baño de purificación con saldes de color azul. Después frotad vuestros talones y tobillos con una piel de limón. Se trata de una antigua forma de purificación muy utilizada por los gitanos.

Una vez hecho esto encended dos velas blancas y colocadlas al lado de un espejo. Encended también incienso purificador, por ejemplo salvia. Mirad al espejo y decid: “me perdono a mi misma por ser mujer”.

Entonces respirad profundamente y añadid:

Celebro el hecho de ser mujer( respirad)

Perdono a Eva, mi primera madre, que comió conscientemente el fruto del árbol del conocimiento (respirad)

Bendigo a Eva, mi primera madre, creadora de mi especie,

a pesar de haber inventado la menstruación ( respirad)

  • Para conservar el amor incondicional

Siempre que haya luna llena, encended una vela blanca (bendición), una rosa (felicidad) y una negra como muestra de gratitud a los hados. Mirad a la luna antes de encenderlas y entonces decid:

            Los hados han bendecido mi hogar,

            Los hados han bendecido mi corazón,

            Los hados han bendecido a mis seres amados,

            Les doy las gracias con toda la humildad de mi corazón.

            Le agradezco a la diosa el haberme proporcionado la vida,

            Le agradezco a la diosa el haberme proporcionado el amor,

            Le agradezco a la diosa sus continuas bendiciones.

            ¡Bendita sea!

También debéis quemar un poco de incienso de buena calidad, y repetid el mismo proceso cada mes para que dure la buena suerte.

  • Para conseguir más valor

Formad un círculo de velas doradas, utilizando todas las que queráis. Cinco velas es lo tradicional, pero siete es el número de la buena suerte lunar y nueve es el número de las musas, por lo que podéis elegir el número de velas que más os convenga.

En medio del circulo colocad una foto vuestra o una muñeca vudú que os represente, o bien trazad el circulo en el suelo y situaros en el medio.

Encended un poco de incienso de salvia o de artemisa, y dejad que se queme hasta que el ambiente se llene humo. Con vuestros brazos levantados hacia la luna nueva o llena y decid la siguiente oración:

            ¡ Yo os invoco, madre de la oscuridad!

            ¡Yo os invoco, madre de la noche!

            Dejad que vuestros ángeles de la inspiración

            Abran mi corazón.

            Dejad que vuestros ángeles del valor

            Vuelen en mi interior.

            Voy a construir una cuna dorada

            Para hacerle un sitio al valor

            Voy a encender un fuego dorado

            Para animar al valor que hay en mi interior.

            Colocaré mis manos en tu regazo

            Para que las bendigas y utilices

            Pondré mi corazón en tu regazo

También debéis quemar un poco de incienso de buena calidad, y repetid el mismo proceso cada mes para que dure la buena suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *