Adivinar el Futuro ¿Son necesarias las cartas?

Share Button

¿Son necesarias las cartas del tarot para adivinar el futuro?

Solemos asociar la videncia con la lectura del tarot y la tirada de las cartas. Sin embargo uno y otro concepto, aunque relacionados, no necesariamente tienen que estar unidos.

Cierto que la lectura de las cartas del tarot es una de las herramientas para la adivinación más utilizadas por las videntes. Pero no todas las personas que saben o dicen que saben echar las cartas, son videntes. Comprender la diferencia es esencial para evitar que te engañen.
Mis clientes cuando se acercan por primera vez a mi consulta se quedan extrañados, incluso llegan a desconfiar en un primer momento porque no me ven manejar las cartas. De hecho, mi baraja de cartas es lo último que suelo sacar en mi consulta. Enseguida la expresión de sus rostros cambia cuando aún sin haber hecho ni una sola tirada, comienzo a revelarles datos que ellos nunca me han contado. Comienzo, de este modo, a acercarme a ellos y a la respuesta que vienen buscando. Sencillamente el secreto es que practico la videncia real.

 

La videncia es un don, y como tal, pocas personas saben desarrollarlo en todo su potencial y ponerlo al servicio de quienes lo necesitan. Es por eso que prefiero trabajar como vidente real o vidente sin gabinete. Ya que los gabinetes suelen ofrecer servicios muy impersonales y carecen de la seriedad que a mí me gusta tener con mis clientes. ¿O te parece que llamar a un teléfono, esperando a que te respondan por turnos, y como si todo fuese orquestado a modo de un contestador automático es acaso creíble?

 

El nombre y la voz de la persona que consulta son de por sí poderosos cauces que permiten a la vidente real acceder a datos de su vida y de su futuro. Solo sabiendo tu nombre y escuchando tu voz, una vidente buena o una vidente natural, podrá encontrar el por qué te encuentras en la situación actual, y así darte las pistas necesarias para salir de tus problemas o encontrar el camino que te lleve a donde deseas llegar.

 

Una vidente real sin cartas incluso acertará con fechas exactas. Y no necesita recurrir al tarot ni a la cartomancia, tampoco lo hará a otros modos de adivinación porque estos únicamente son herramientas que ayudan a la vidente a complementar su conocimiento. Muchas videntes usan cartas como un medio para confirmar mediante la lectura, esos conocimientos o datos que previamente han venido a su cabeza. Digamos que cuando una vidente lanza una tirada de cartas, lo hace como cuando muchos de nosotros hacemos una cuenta a ojo y luego la comprobamos en la calculadora, a ver si esta arroja el mismo resultado.

 

La videncia puede realizarse tanto en persona, acudiendo el cliente a una consulta como por teléfono, y solo con dos datos esenciales: nombre de la persona y su voz. A veces la vidente también solicita la fecha de nacimiento. Solo con esta información ya tenemos suficiente. No necesitamos nada más para ayudarte a conocer y a mejorar tu futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *